Escrito por

Labios todo terreno

Si lo que necesitáis son unos labios perfectos durante todo el día, no es preocupéis ¡Existe solución!

Os citaré varias técnicas así como algunos producos que podéis utilizar para que vuestros labios perfectos durante todo el dia.

Ante todo, como en el caso de la piel, es muy importante que estén cuidados e hidratados, ya que si no es así, por mucho que nos esforcemos el trabajo será en vano.

Para tratarlos podéis hacerlo de forma casera o con un producto específico para los labios, que resultan más caros pero duran mucho, además nos aseguramos que el resultado sea óptimo. Un ejemplo es Exfoliante labial de almendras dulces de Oriflame. Éste nos exfolia y proporciona suavidad. Si por el contrario, lo que necesitas es simplemente suavidad e hidratación, un clásico es Blistex, que también regenera en profundidad.

Consigue unos labios a prueba de mordicos

Dicho esto, voy a explicaros algunos trucos muy efectivos:

Utiliza tu lápiz de labios:

Primero de todo, lo que debéis utilizar es un lápiz perfilador labial. Sé que a mucha gente no le gusta que se aprecie este efecto, y es que no tiene porque notarse, a no ser que os guste de esta forma. Pero este paso es imprescindible si queremos que nuestros labios queden perfectos y nos duren todo el día. Con el perfilador lo que conseguimos es que el labial no se nos desplace hacia el exterior de la mucosa, sobretodo si tenemos el famoso “codigo de barras”, que es mas facil que se produzca. Lo ideal es que sea del mismo tono o similar que el pintalabios.

Una vez están perfilados, un truco a proceder es; con el mismo perfilador, rellenamos todo el interior del labio, que nos quede lo más tupido posible. Luego aplicamos el pintalabios y ya está.

Así conseguimos que el lápiz nos haga una segunda capa, que junto al labial queda fijada y nos permite un resultado muy duradero.

Utiliza polvos translúcidos:

Otro truco es el utilizar polvos translúcidos, aunque también debo deciros que por mi experiencia es más efectivo el comentado antes. Pero recomiendo que experimentéis, ya que es la mejor forma para que podáis comprobar cuál os resulta mejor.

En este caso, haríamos lo mismo que el caso anterior sin utilizar el lápiz a la hora de rellenar el labio, porque sino acumularíamos demasiado producto sobre él. Una vez aplicado el pintalabios, quitamos el exceso, apoyando un tissue de papel y presionando con el dedo, luego con una borla, matizamos el labio con polvos translúcidos, igual que hacemos cuando aplicamos la base de maquillaje. Por último, volvemos a aplicar de nuevo el pintalabios.

Utiliza un fijador:

Aunque los trucos anteriores son un clásico, el mercado no deja de sorprendernos con productos cada vez más innovadores y efectivos, que resultan prácticos y nos ahorran tiempo a la hora de maquillar.

Un producto que aconsejo por su efectividad es “Magic fix” de ARTDECO. Nos fija cualquier barra de labios que no sea de larga duración ¡sin resecar! Se aplica con un pincel que incorpora, es transparente y al evaporarse queda seco, quedando el labial intacto durante horas.

Labiales de larga duración:

Hoy en día todas las firmas cosméticas tienen su grupo de labiales de larga duración. El inconveniente de éstos, es que podemos notar que al cabo de unas horas, nuestros labios queden más secos, sobretodo si no están bien tratados. Escoger uno u otro, dependerá mucho de la gama de colores que os interese más, pero uno que os puedo recomendar es “Lipfinity de MaxFactor”, os aseguro que dura muchísimo.

Independientemente de la firma cosmética, los labiales con tonos oscuros o mates siempre nos durarán más que un labial translúcido o de tonos claros, ya que la concentración del pigmento es superior en los primeros.

Lo más interesante
Top 6
artículos
Síguenos