¡¡Cuidado con los excesos y los polvos bronceadores!!

Ayer navegando y mirando cositas para contaros, me encontré con esta fotografía de Catherine Z Jones y ahora que estamos en tiempos de comprar polvos de sol, polvos bronceadores y demás me sirve de ejemplo para que veáis justamente lo que no hay que hacer con estos.  Y además haremos un recorrido por su maquillaje […]

f_1thumbm_939f8e6

f_wenn5194029m_366e0a1Empezamos por ver que la base de maquillaje se ve de sobras donde acaba. Primera cosa que hay que evitar. Observa más o menos sobre la altura de las calvículas, ¿lo ves? En ese caso habría que seguir difuminando o seguir maquillando todo el escote. En segundo lugar y muy significativo también el maquillaje de ojos. ¿No os parece un poco escueto? No me refiero a que deba llevar un sombreado muy marcado, pero es que me da la sensación de que ha cogido un lápiz azul y se ha repasado un poco y se acabó. Las cejas deberían estar más marcadas. Ahora me voy  a lo que vino el título del post: esos polvos bronceadores. Se ha pasado muchísimo en la cantidad aplicada. Mirad además el labio superior. ¿A qué viene poner polvos en esa zona? Es que además cuando sonríe, se le marca aún más y está horrible. No hay difuminado, mirad a la altura de las mandíbulas: está el corte del producto que se ve a leguas que está mal aplicado. Y como final ya, ¿dónde está el maquillaje de labios? No hay labial, ni gloss ni nada de nada. No sé de cuando es la foto pero creo que en esa ocasión, Catherine se maquilló a sí misma como buenamente pudo (igual su maquillador estaba de vacaciones) y es una pena que le quedara tan mal.

Lee también:

Qué es el tantouring y cómo aplicarlo este verano

También te puede interesar

26 Comentarios en “¡¡Cuidado con los excesos y los polvos bronceadores!!”