Por qué no debes aplicarte maquillaje si vas a la playa (o piscina)

Quizá no sea la primera vez que vas maquillada a la playa o a la piscina, especialmente si habías salido de casa con otra intención (por ejemplo, la de dar una vuelta o irte de compras), y de repente el plan se tuerce o se modifica y sin pensarlo te ves dándote un chapuzón bajo […]

Quizá no sea la primera vez que vas maquillada a la playa o a la piscina, especialmente si habías salido de casa con otra intención (por ejemplo, la de dar una vuelta o irte de compras), y de repente el plan se tuerce o se modifica y sin pensarlo te ves dándote un chapuzón bajo el agua. Si es así, ¿es bueno o adecuado aplicarse maquillaje cuando vas a la playa o a la piscina?.

¿Es adecuado aplicarse maquillaje si vas a la playa?

Como manifiestan muchos expertos, no es tan buena idea ir maquillados a la playa o a la piscina. Fundamentalmente por una cuestión básica: ponerse maquillaje para que, 10 o 20 minutos después, éste tienda a desaparecer tras el primer chapuzón en el agua obviamente no es una buena idea, especialmente en términos de ahorro de dinero.

Pero es menos útil si nos percatamos de algo importantísimo: debemos aplicarnos el protector solar siempre, tengamos o no maquillaje sobre la piel. De hecho, el maquillaje puede impedir que el protector solar se aplique con normalidad. Para estos casos, puedes optar por protectores solares con color, que al aplicarlo sobre la piel te darán cierto tono mientras se cumple la máxima de tener que estar protegida.

En el caso de la piscina, por ejemplo, el maquillaje puede convertirse en una barrera ideal para ayudar a prevenir parte del daño causado por el cloro en la piel. Por ejemplo, se sabe que el cloro puede filtrarse en la piel a través de los poros abiertos, y causar signos prematuros de envejecimiento, además de reducir los aceites naturales que ayudan a mantener la piel flexible y protegida.

Dicho de otra forma, tanto el cloro como otros agentes de limpieza utilizados habitualmente en las piscinas son auténticos enemigos de la piel, al despojarla de su humedad natural e incluso ocasionar irritación en personas con la piel sensible. Además, puede dejar la piel seca, grasa y propensa al acné.

Entonces, si el maquillaje puede proporcionar una barrera entre la piel y el cloro, esto podría ser algo positivo. Pero esto no puede hacernos pensar que, en realidad, debas dar rienda suelta a tu imaginación y zambullirte literalmente en tus productos cosméticos.

Al contrario: no sirve de nada sentarse después de haber nadado con una mezcla de base, cloro y suciedad sobre el rostro. ¿Por qué? El maquillaje se convierte en la base perfecta, y ciertamente pegajosa, tanto para el cloro como para el agua salada. Esto puede conducir a aumentar el riesgo de daños causados por los radicales libres, dañando el ADN celular y acelerando, por tanto, el envejecimiento de la piel.

Además, esto tampoco es muy bueno si sufres problemas de acné o tienes sensibilidad en la piel, ya que mantener estos agentes en el rostro mientras además tomas el sol puede causar todo tipo de irritaciones.

Esto significa que, aunque puedas ir maquillada a la playa o a la piscina, lo más adecuado es limpiar la piel rápidamente después de haber nadado. Esto impedirá que el cloro o el agua salada se asiente sobre el rostro y cause estragos indeseados. Y esta regla debe aplicarse tanto si utilizas maquillaje como si no, aunque, evidentemente, es especialmente importante cuando tienes una base de maquillaje sobre la piel.

Uso de maquillaje en la piscina

Protege tu piel siempre

Incluso independientemente de que te hayas aplicado -o no- maquillaje antes de irte a la playa o a la piscina, es fundamental protegerte la piel siempre que vayas a tomar el sol, incluso aún cuando vayas a salir a la calle y vayas a estar algunas horas fuera.

Para ello tienes que escoger un fotoprotector adecuado según tu tipo de piel, aplicarlo antes de empezar a tomar el sol (al menos 20 minutos antes), y luego renovarlo cada cierto tiempo, ya sea siempre después de salir del agua, o cada 30-40 minutos.

¿Qué hacer después de un día de sol, playa y piscina?

Asegúrate que, una vez hayas terminado de nadar y se haya acabado tu día de playa o de piscina, al llegar a casa debes seguir con tu rutina diaria de cuidado. Por ejemplo, puedes lavarte la cara con un producto limpiador suave, y luego frotarte la piel del rostro con un poco de crema hidratante.

Como comprobarás inmediatamente, tanto la piel seca como el agua salada -o el cloro- desaparecerán por completo.

Por qué no debes aplicarte maquillaje si vas a la playa (o piscina)
5
5.00 - 1 Voto

También te puede interesar