Cómo utilizar el rodillo de jade en la cara

Cuando se trata del cuidado de la piel, especialmente a la hora de aplicar y utilizar tratamientos antienvejecimiento (es decir, con el fin de prevenir el envejecimiento natural de la piel, algo que en definitiva puede ocurrir tarde o temprano en función de nuestro tipo de piel y de otros factores relacionados), existen una amplia […]

Cuando se trata del cuidado de la piel, especialmente a la hora de aplicar y utilizar tratamientos antienvejecimiento (es decir, con el fin de prevenir el envejecimiento natural de la piel, algo que en definitiva puede ocurrir tarde o temprano en función de nuestro tipo de piel y de otros factores relacionados), existen una amplia variedad de opciones: desde cremas antiarrugas hasta mascarillas faciales hidratantes, pasando por lociones de vitamina C o productos a base de retinol.

Cómo utilizar el rodillo de jade

Pero, ¿sabías que el rodillo de jade se ha convertido en otro de los remedios más utilizados en muchas casas y hogares de buena parte del mundo? Consiste en un utensilio que dispone de una o dos piedras de jade, las cuales son utilizadas con el fin de aplicar una especie de masaje con rodillo de jade.

Lo cierto es que ofrece interesantes beneficios en tu rutina diaria de salud, higiene y belleza. Con él tiendes a recorrer todo el rostro suavemente, con movimientos de un lado a otro durante algunos minutos cada vez. Y sus cualidades aparece rápidamente: según parece, es capaz de desinflamar el rostro, reafirmar la piel y aumentar la circulación. Y sus virtudes no acabarían aquí, ya que también podría ser útil para relajar los músculos de la cara, de la misma manera que lo haría un buen masaje en el resto de músculos del cuerpo.

Todo ello gracias a que tiende a ayudar a drenar el sistema linfático, que forma parte del sistema inmunológico y contiene glóbulos blancos capaces de combatir las infecciones, llegando a todos los tejidos de todo el cuerpo, incluida la cara. Desde esta red, nos encontramos con una red de vasos linfáticos que transportan y drenan el líquido a la sangre.

Este líquido se suele acumular en los tejidos blandos del rostro y también alrededor de los ojos, lo que puede empeorar determinadas condiciones y afecciones, como por ejemplo es el caso de alergias, rosácea, cambios hormonales y presión arterial elevada, especialmente cuando este líquido se deja por un período prolongado de tiempo y no se hace nada para eliminarlo. Por suerte, el rodillo de jade consigue precisamente eso: reducir suavemente este exceso de líquido y controlar los efectos de la inflamación.

Como ya te hemos comentado, parece que su origen lo debemos encontrar en la antigua medicina china. Y se trataría de una herramienta de masaje de mano, en el que el uso de piedras de jade preciosas juega un papel realmente importante, gracias a su capacidad para mantener una temperatura fresca (al ser una piedra por lo general fría). De hecho, una forma útil de saber si realmente nos encontramos ante una piedra de jade es colocarla sobre la palma de la mano: si se calienta, entonces no es jade.

Cómo usar el rodillo de jade en el rostro

Cómo usar el rodillo de jade con eficacia

Aunque aparentemente pueda parecer sencillo utilizarlo, es necesario saber cómo para poder hacerlo de forma correcta, y conseguir así el mejor resultado. Si la idea es reducir la hinchazón de debajo de los ojos y disminuir las ojeras lo mejor es mantenerlo refrigerado durante unas horas antes (por ejemplo, reservándolo en la nevera).

Antes de utilizarlo muchos especialistas aconsejan aplicar un suero con la cara limpia, idealmente uno que contenga ácido hialurónico, el cual ayuda a mantener la hidratación en la piel del rostro. También se recomienda aplicar luego una mascarilla hidratante. Y, finalmente, utilizar el rodillo de jade de la siguiente manera:

  1. Comienza por la parte inferior de la cara, específicamente en el centro de la barbilla, avanzando hacia arriba a la vez que ruedas el rodillo de jade hacia afuera, a través de la mandíbula y hacia la oreja. Continúa con este mismo patrón hacia la mejilla.
  2. Después comienza alrededor de la nariz, girando el rodillo hacia afuera sobre las mejillas, hasta llegar a las orejas.
  3. Utilizando luego el extremo de piedra más pequeño del rodillo de jade, trabaja suavemente desde el párpado inferior interno sobre la piel suave situada debajo del ojo, y hacia afuera, hasta llegar a la sien.
  4. Finalmente, coloca el rodillo sobre las cejas y desplázalo sobre cada ceja, y de nuevo otra vez ligeramente por encima de esta área, hasta dirigirte hacia la línea del cabello.

Aunque es cierto que los rodillos de jade no son una necesidad diaria en el cuidado de la piel, como sí lo es el lavado del rostro o el uso de una crema hidratante, la realidad es que usarlo al menos dos o tres veces por semana te ofrecerá unos resultados interesantes.

Cómo utilizar el rodillo de jade en la cara
5
5.00 - 1 Voto

También te puede interesar