Cómo aplicarte un delineador de ojos más fácilmente: consejos profesionales

Un delineador de ojos es un cosmético especialmente utilizado para definir el contorno de los ojos. Para conseguirlo, se aplica alrededor de éstos con el fin de crear una amplia variedad de 'ilusiones' estéticas. Por tanto, saber cómo aplicarlo correctamente ayudará a conseguir los mejores resultados. ¿Qué podemos hacer para aplicarlo más fácilmente, y conseguir además el […]

Un delineador de ojos es un cosmético especialmente utilizado para definir el contorno de los ojos. Para conseguirlo, se aplica alrededor de éstos con el fin de crear una amplia variedad de ‘ilusiones’ estéticas. Por tanto, saber cómo aplicarlo correctamente ayudará a conseguir los mejores resultados. ¿Qué podemos hacer para aplicarlo más fácilmente, y conseguir además el mejor resultado?.

Delineador de ojos

Lo cierto es que aplicar un delineador de ojos puede ser considerado como un auténtico arte. Requiere no solo un montón de paciencia y persistencia, sino también mucha constancia; tanta, que en ocasiones puede tornarse en algo frustrante, especialmente si no consigues el resultado que esperabas.

Para conseguir un buen resultado, a continuación te exponemos algunos consejos profesionales que te serán de gran ayuda. ¿Quieres descubrirlos? Toma nota.

1. Cuidado con utilizar un delineador opaco y sin afilar

Posiblemente sea uno de los errores más comunes o habituales: utilizar un delineador de ojos sin afilar, lo que puede hacer que el resultado al momento de aplicarlo sea simplemente desastroso, ya que el principal objetivo de este elemento es el de dibujar con precisión la línea marcada. De ahí que tratar de alinear el ojo con una punta más bien plana no sea muy adecuado, impidiéndote conseguir una aplicación uniforme y suave.

La solución es verdaderamente sencilla: solo tienes que utilizar un sacapuntas y afilarlo con cuidado para evitar que la punta se rompa. ¿Lo mejor? En especial si te encuentras fuera de casa, una buenísima idea es tener siempre un sacapuntas en tu bolsa de maquillaje.

2. Cuidado con pintar los párpados

Es posible que al dibujar la línea con el delineador termine por traspasarse también al párpado. Esto ocurre habitualmente en párpados más pequeños, o cuando tienes una piel más grasa.

Para solucionarlo debes aumentar la altura del delineador sobre los ojos, para conseguir que la línea aún continúe siendo visible cada vez que abras los ojos. Así, cuando abres los ojos y la piel del párpado se pliega, el delineador continuará siendo visible.

Consejos al aplicarte el delineador de ojos

3. Si deseas utilizar el delineador de ojos arriba y abajo…

Un error común es utilizar el mismo toque de color tanto en la parte superior del ojo como en la parte inferior, lo que termina por convertirse en una apariencia completa e intensa que no siempre suele quedar muy bien.

Para solucionarlo puedes acentuar la línea superior con un tono más fuerte, y la parte inferior con un tono más bien sutil. El resultado será mucho más adecuado.

4. Trata siempre de empezar con líneas finas

Es posible que la parte más externa termine teniendo una apariencia más gruesa que la parte interior. Este es un error habitual, que comúnmente ocurre cuando desde un primer momento comienzas dibujando una línea gruesa.

¿La solución? Trata de empezar desde el principio con líneas finas. De esta forma, si termina siendo más grueso en un lado, puedes empezar por el otro para conseguir que ambas partes coincidan, y no se muestren desparejas. Así, si a pesar de ello ambos lados terminan siendo demasiado gruesos, puedes retirar parte del grosor con la ayuda de un poco de bastoncillo de oídos sumergido en un desmaquillante a base de aceite.

5. ¿Cómo conseguir que el delineador permanezca?

Si utilizas un delineador líquido, una buena opción a la hora de conseguir que el delineador de ojos permanezca visible por un periodo de tiempo mayor, es aplicarte una capa de rímel antes del delineador. Es un truco verdaderamente útil que, además, te brindará un toque más moderno.

Trucos útiles al delinear los ojos

¿Conoces cuál es el origen del delineador de ojos?

Aunque quizá te sorprenda, lo cierto es que existe constancia histórica de que el primer delineador de ojos fue utilizado tanto en el Antiguo Egipto como en Mesopotamia, donde eran habituales dibujar una línea negra alrededor de los ojos.

En aquellos momentos, más que una técnica estética, tenía más relación con hábitos rituales, puesto que los antiguos egipcios lo hicieron en honor a los gatos, sobre los que sentían especial respeto y veneración. Luego, más tarde, empezaron a utilizarlo también las mujeres árabes.

Cómo aplicarte un delineador de ojos más fácilmente: consejos profesionales
5
5.00 - 1 Voto

También te puede interesar