-    Escrito por irene-diaz

Truquito para quitar el esmalte de uñas

Hasta ahora, lo que más pereza me daba de hacerme la manicura era, sin duda alguna, quitarme el esmalte de la vez anterior.

¿No os pasa a vosotras? Gastamos montones de algodón, que se quedan pringosos. Se nos tiñen los dedos del color que tratamos de quitar. Se nos quedan restos que no vemos hasta que nos las vamos a pintar otra vez… ¡Menudo rollo!

Pero el otro día, “blogueando” de lado a lado, encontré éste video, ¡que creo ha cambiado mi vida!

Bueno, no tanto, ¡pero sí que me ha gustado mucho!

 

Muy bien, como sé que el inglés es la asignatura pendiente de más de una, y además el video tampoco especifica qué productos está usando, os lo voy a explicar yo, paso a paso.

1) cogeremos algodón y lo separaremos en láminas finitas (que se transparenten). Si usamos discos de algodón, será aún más fácil, ya que solo tendréis que dividirlos en 3 o 4 láminas.

2) mojamos las láminas en quitaesmalte.

3) colocamos una lámina sobre cada uña (como vemos en el video). Yo lo hice primero en una mano y después en la otra, para poder manejarme mejor.

4) Cogemos un trozo de algodón grande (como los que solemos usar para quitarnos el esmalte normalmente) o un disco desmaquillante entero y lo mojaremos en quitaesmalte.

5) Pasaremos el trozo de algodón grande sobre la lámina que hemos dejado actuando en la uña, presionando con fuerza (tampoco exageréis, jaja) para arrastrar la lámina.

6) Repasaremos si nos ha quedado algún resto.

¡Y ya está! Sé que parece algo complicado, pero os aseguro que es muy sencillo, y que no tardáis ni 2 minutos en hacerlo todo. De hecho, puede que la próxima vez me cronometre, ¡os aseguro que no tardé nada!

Como pros señalaré, a parte del poco tiempo que se tarda :

-es más limpio que el método tradicional

-gastamos menos algodón y quitaesmalte (ya que los algodones gordos se chupan mucho más líquido)

-no reseca tanto las uñas como el método tradicional (y como, según tengo entendido, hacen los botecitos de quitaesmalte con esponja)

¿Necesitáis saber algo más? Pues preguntad sin miedo, pero os aseguro que si lo probáis, ¡os va a encantar!