-    Escrito por irene-diaz

Corrector verde NYC y Dream Satiné Fluido

¡Hola chicas! Hoy vengo a hablaros de dos productos nuevos que tengo, el corrector verde de la marca NYC (New York Colours) y la base de maquillaje Dream Satiné Fluido, de Maybelline.

Empecemos por el primero, el corrector. Le tenía el ojo echado desde hace un tiempo, porque llevo bastante buscando un corrector verde barato y que valga la pena comprarse. Probé el de essence, y me va bien, pero tampoco es para tirar cohetes. Éste, de la marca NYC, es baratísimo (2,50) y lleva bastante cantidad. Lo que me hizo fijarme en él, a parte de en el precio, es que en la perfumería If por la que suelo pasar lo tenían siempre agotado. Un día, vi que tenían dos y me llevé uno sin pensarlo. La verdad es que estoy bastante contenta, porque está bien compactado, así que cubre muy bien. Si lo difuminamos con los dedos conseguimos una capa muy finita que casi no se nota, y si lo trabajamos con la esponjita queda mucho más intenso, por si interesa. El amarillo también me ha llamado la atención, pero la chica de la tienda me dijo que no le da tiempo ni a ponerlo, ¡se agota en seguida! ¡Estaré atenta de todas formas!

Bueno, y éstas son las fotos del corrector sobre mi piel. Como acababa de depilarme las cejas, tenía la zona muy enrojecida (como podéis ver en los alrededores del verde). Ésta es la foto sin flash.

Aquí vemos el mismo efecto con flash.

Como no quería tanta cobertura, lo difuminé con los dedos y así es como quedó. Como véis, ya no se ven las rojeces, pero el tono verde apenas se nota.

Y para saber más sobre la base, ¡pasad la página!
Ésta base, a la venta en cualquier sitio donde trabajen con Maybelline, se ha hecho famosa en poco tiempo. ¿Por qué? Promete duración, aspecto sedoso, cobertura sin marcas, ligereza, no graso… A pesar de que he leido en otros bolgs y me ha dicho una amiga mía que también la usa que te aparecen brillos con ella, he de decir que a mí no. Me encanta el acabado que se queda, ciertamente cumple con las espectativas. La piel se queda sorprendentemente suave tras aplicarlo, y es muy fluido y fácil de usar. Además, yo que soy propensa a los brillos, la base no me saca. Supongo que, como para todas estas cosas, lo que importa es la piel de cada una. Aquí también podéis ver la opinión de Rocío, ¡por si os interesa un segundo punto de vista!

¡La única pega que le pondría es que el tono que tengo es muy oscuro para mí! Pero claro, eso no es culpa de la base, puede que me compre luego un tono más claro, porque me ha encantado.

¡Y aquí tenéis las fotitos! En la primera salgo con flash, para que podáis apreciar bien la textura y el acabado. Como véis, me deja la piel uniforme y con muy buen aspecto. Además, os diré que en la foto no llevo polvos compactos y aún así no me brilla la cara (aparte del brillo del propio flash).

Y ésta es la foto sin flash, donde se aprecia perfectamente la diferencia de tono entre mi piel y la base. Además, me gusta la foto porque se aprecia bien el acabado mate de la base.

Y ¿a vosotras qué os parecen estos productos? ¿Os gustan? ¿Los habéis usado alguna vez?